Guía definitiva de penalizaciones Google

Guía definitiva de penalizaciones Google

Como ya sabemos, hoy en día dar visibilidad a nuestra web en internet es de vital importancia. Para ello no solo hemos de entender cómo funciona el SEO sino también qué penalizaciones pueden provocar que nuestro posicionamiento caiga y el número de visitas baje estrepitosamente afectando a nuestra web.

Estar atentos a nuestras métricas sería lo primero a tener en cuenta. Hoy en día contamos con diversas plataformas de análisis como Google Analytics, Search Console, Ágora Pulse, Brandwatch, Buffer, entre muchas otras, que analizan las distintas variables proporcionando métricas con las que hacer cambios en nuestras estrategias hasta conseguir nuestros objetivos y obtener el posicionamiento deseado.

Si estas métricas nos desvelan unas cifras de visitas muy inferiores a las registradas con normalidad o en casos más graves, ninguna, el diagnóstico es claro: hemos sido penalizados por Google.

Así que, como más vale prevenir que curar, nada mejor para hacer frente a este problema que saber a qué nos enfrentamos evitando acciones y prácticas que conlleven estas penalizaciones tan poco deseadas.

Existen dos formas de penalizarnos: la penalización manual y la penalización automática, también conocida como algorítmica. Por sus nombres ya podemos intuir cómo funciona cada una, sin embargo veamos un pequeño resumen de sus tipos y cómo trabajan.

PENALIZACIONES MANUALES.

En este caso son fáciles de detectar ya que recibiremos la notificación de que hemos sido sancionados. Podemos ser penalizados por el personal de Google si detectan que nuestra web presenta alguno de los tres motivos listados a continuación.

Spam. Que nuestra web sea una fuente de Spam e incluso pueda tener asociado malware.

Falta de contenido. Básicamente sería una revisión extra y manual a la que, como veremos más adelante, revisa Panda de forma automática. En este caso evitaremos los textos mal escritos o la pobreza de contenidos.

Enlaces no naturales. Google penaliza enlaces de mala calidad relacionados con la venta de enlaces que pasan PageRank, la participación en esquemas de enlaces, los intercambios excesivos de enlaces, etc. Con esto lo que Google busca es evitar el link-building no natural.

En estos casos nos pondríamos en contacto con el personal de Google para retirar la penalización una vez corregido el error.

PENALIZACIONES AUTOMÁTICAS O ALGORÍTMICAS.

El problema de estas penalizaciones es que además de no presentar notificaciones, hay que esperar a que el algoritmo vuelva a ser ejecutado, por lo que a pesar de haber corregido el error, pueden afectarnos durante meses.

Penguin. Control de calidad de nuestros enlaces.

Penguin se centra en los enlaces entrantes (backlinks). Lo mejor es tener un buen equilibro en la calidad de estos enlaces así como en su distribución y crecimiento en el tiempo. La consistencia entre ellos también será vigilada por Google, así que es recomendable que no vengan de lugares tan dispares que puedan levantar alarmas.

Panda. Control de calidad de nuestros contenidos.

Panda entre otras cosas controla los “copia y pega” así que más nos vale publicar material original. También es importante que nuestros contenidos sean relevantes, tengan valor y no estén mal escritos. Si detecta que nuestros textos son pobres y carecen de valor, además de no estar bien redactados, lo más seguro es que nos penalice.

Top Heavy. Controla el equilibrio entre nuestros contenidos y la publicidad.

En este caso evitaremos un uso abusivo de publicidad en nuestra web y tendremos en cuenta dónde la situamos.

Pirate. Control anti piratería.

Pirate está ligado a los derechos de autor. Si un sitio web va acumulando denuncias de autoría acabará siendo penalizado.

Payday Spam. Controla que tu negocio no sea un nicho de Spam a lugares de pago.

Pay day vigila el Spam y que las webs se lucren con procedimientos y técnicas poco éticas como el Black hat cuyo único propósito es aumentar los rankings de forma engañosa (contenidos invisibles, enlace a sitios de contenido no relevante, redirecciones, etc).

Mobile-Friendly. Controla que nuestra web se adapte bien al formato móvil.

Básicamente se asegura de que el contenido es soportado en formato móvil y es cómodo y eficiente para el usuario.

En conclusión, revisar nuestras métricas y conocer las directrices y herramientas con las que Google cuenta para controlar a los webmasters nos permitirá evitar problemas y penalizaciones de indexado y ranking en nuestros sitios web.

Dejar un comentario