estrategia de Marketing de Contenidos

Cómo mejorar tu estrategia de Marketing de Contenidos

El éxito de una buena estrategia de Content Marketing depende de muchos más factores de los que a priori pudiera parecer. No basta con escribir artículos interesantes que contengan las principales palabras clave que interesan a nuestra empresa para que puntúen en cuanto a posicionamiento SEO se refiere. Varios estudios publicados en los últimos meses alertan sobre la insatisfacción de más del 90% de las empresas en materia de Marketing de Contenidos: pese a una inversión ‘correcta’ y a la contratación de profesionales supuestamente cualificados (cuando no ‘expertos’) en la materia, dichas empresas siguen sin obtener los resultados vaticinados en su plan de contenidos. Veamos a continuación cuáles son las principales causas de este fenómeno y qué podemos hacer para solucionarlo.

Optimizar el planteamiento inicial de Content Marketing

Aunque la mayor parte de las empresas asegura partir de un plan de Marketing de Contenidos bien elaborado, lo cierto es que, a poco que nos fijemos, advertiremos que dichos planes contienen infinidad de puntos pobremente abordados. Establecer un calendario, definir los temas que vertebraran el contenido de nuestro blog corporativo y asignar cada uno de ellos a los distintos redactores atendiendo a sus correspondientes especializaciones y capacidsdes no es suficiente para asegurar que nuestra estrategia nos proporcionará los beneficios deseados. Aunque dichos aspectos son esenciales, también hay que contemplar otros tantos relacionados, sobre todo, con la reformulación de las prácticas que se consideran correctas y que, por tanto, se da por sentado que se realizarán como toca. En los siguientes epígrafes veremos a qué prácticas nos referimos.

No obsesionarnos con el posicionamiento SEO

Es cierto que el Content Marketing sigue siendo unos de los puntales sobre los que se sustenta todo plan de posicionamiento orgánico, pero no por ello hemos de sobredimensionar nuestros esfuerzos, cuando nos ponemos a escribir, en materia de SEO. Si nos centramos de manera prioritaria en incluir keywords (o palabras clave) e hipervínculos, estaremos dejando de lado la consideración primordial que debería guiar la elaboración de cualquier publicación: escribimos para personas que desean obtener con la lectura de nuestros posts información relevante y atractiva.

La fijación con el posicionamiento SEO nos aleja de esta consideración, y, en no pocas ocasiones, nos encontramos con textos que destacan por su falta de fluidez, por una antinaturalidad sospechosa (parecen haber sido escritos por robots) y por un escaso o nulo aporte de información de calidad. Asimismo, hemos de evitar utilizar una jerga demasiado esquinada (en la que predominen los términos relacionados con nuestro sector), ya que la audiencia a la alcanzaremos de este modo se verá reducida de manera considerable.

Aunque parezca paradójico, el último de nuestros consejos en este epígrafe es que debemos  estar mucho más al tanto de lo que dice Google (buscador que vehicula casi dos tercios del total de búsquedas a nivel global) en materia de Marketing de Contenidos, ya que el gigante tecnológico es el primero que recuerda (y lo hace con bastante asiduidad) que esta disciplina consiste en mucho más que en la inclusión de palabras clave.

Mejorar las estrategias de promoción y de difusión

De poco o nada sirve que confeccionemos publicaciones excelentes si, una vez editadas y dispuestas en el blog de nuestra web de empresa, no les damos visibilidad. Debemos hacer de las redes sociales uno de nuestros principales aliados, ya que será gracias a los usuarios de las mismas como lleguemos a la mayor parte de nuestro target (o público objetivo). Eso sí, hay que tener en cuenta que no todos los Social Media son igual de eficaces, por lo que antes de comenzar a publicar posts con enlaces que redirijan a nuestro blog hemos de estudiar cuáles son los canales que más se adecuan a los mensajes que deseamos transmitir: es decir, debemos esclarecer dónde se encuentra el mayor porcentaje de esa audiencia a la que queremos llegar y clarificar cuáles son los formatos, los tiempos y el tono que más se ajustan a ella.

De esta labor de análisis previa dependerá en gran medida que nuestros contenidos sean compartidos entre nuestra comunidad, que será lo que Google tenga en cuenta a la hora de adjudicarnos más o menos puntos de cara al posicionamiento SEO de nuestro site.